Introducción

(Javier Sala M.D., Ph.D. & Felix Zelaya M.D., Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC)

La Insuficiencia Cardíaca Aguda (ICA) se refiere al inicio rápido o empeoramiento de los síntomas y/o signos de insuficiencia cardíaca (IC) asociada con la elevación de los niveles plasmáticos de los péptidos natriuréticos. La ICA constituye un motivo cada vez más frecuente de internación en el mundo (el más frecuente en los pacientes mayores de 65 años en EEUU*1-3 y en nuestra institución), constituye un síndrome clínico complejo, heterogéneo, sin un tratamiento específico con impacto demostrado en la reducción de la mortalidad y un gasto significativo en salud. A su vez, su diagnóstico es frecuentemente dificultoso, como así también lo es la monitorización de la evolución del paciente y en la estratificación del riesgo.

En el Instituto Modelo de Cardiología Privado S.R.L (IMC), la IC constituye la segunda causa más frecuente de internación por motivo cardiovascular luego de los síndromes coronarios agudos. Su prevalencia se incrementa año a año (15.9% de las internaciones cardiovasculares en 2016, 17.6% en 2017 y 18,6% en los primeros nueve meses del 2018).

Ante este escenario complejo, el IMC se propuso lograr la acreditación en Insuficiencia Cardíaca del American College of Cardiology (ACC).

Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC

¿En que consta la Acreditación en IC del ACC?

(Phillip D Levy M.D., M.P.H., F.A.C.E.P., F.A.H.A., F.A.C.C., Chair, ACC Accreditation Management Board & Maghee Disch M.S.N., R.N., C.N.L., C.H.F.N., AACC; Heart Failure Service Line Specialist at ACC Accreditation Services)

La acreditación en IC del ACC ofrece una estrategia única para la implementación de la ciencia, la educación, la estandarización de la atención y la utilización de datos que en última instancia conduce a la mejora del proceso y mejores resultados en el cuidado del paciente. El cronograma de acreditación se inicia completando un análisis de brecha (Gap Analysis) y una presentación de información inicial (Baseline Submission). A través de este ejercicio, se examinan, miden y evalúan los procesos, estándares y resultados actuales de la institución en colaboración con la orientación clínica experta de un especialista en revisión de acreditación en IC del ACC. Una vez identificados los gaps, se desarrolla e implementa un plan de acción para la mejora de los procesos mediante el cumplimiento de los elementos obligatorios de los siete componentes esenciales siguientes: Governance / Community Outreach / Pre-Hospital Care / Early Stabilization / Acute Care / Transitional Care / Clinical Quality.

Maghee Disch

Maghee Disch M.S.N., R.N., C.N.L., C.H.F.N., AACC; Heart Failure Service Line Specialist at ACC Accreditation Services

Gobernanza: Incluye la implementación de prácticas aprobadas para orquestar, monitorear y optimizar los procesos clínicos, incluyendo cómo organizar un equipo de cuidado multidisciplinario y un plan de mejoramiento de procesos.

Alcance comunitario: Mediante un trabajo intenso en educación y comunicación (contenidos en sitio web, talleres, alianzas con empresas locales, empleadores, médicos y proveedores de cuidados post-agudos, etc.) busca aumentar la sensibilización de la comunidad a la IC y de esta manera afectar el comportamiento y estilo de vida de la misma.

Atención pre-hospitalaria: Se centra en proporcionar orientación, educación y retroalimentación. Como así en la construcción de una relación formal con los proveedores de salud fuera del hospital y con los derivantes.

Estabilización temprana: Refiere al cuidado del paciente con IC dentro del departamento de la emergencia o de consultorios, sala de triage, sala de la observación u hospital de día y de corta estadía. Incluye: mejores prácticas para la identificación precoz de la ICA y sus desencadenantes o precipitantes, estrategias de tratamiento basadas en evidencias y enfoques para la evaluación del cuidado continuo del paciente con IC.

Atención aguda: Se refiere a la gestión de la población internada con IC, asegurando la creación y utilización de conjuntos de order-sets dirigidos y estandarizados, procesos y protocolos de evaluación, la investigación de la necesidad de dispositivos y la planificación o derivación para el cuidado subsiguiente.

Cuidado de la transición: Proporciona una transición práctica y eficiente en el cuidado post-alta con la meta de prevenir readmisiones innecesarias mediante la coordinación clara del cuidado post-alta, el desarrollo de indicaciones especificas al alta y la educación del paciente/de la familia/del cuidador.

Calidad clínica: Crea los elementos fundacionales para rastrear todo el proceso desde la presentación del paciente, a lo largo del cuidado del paciente hasta el alta y seguimiento, utilizando métricas para identificar áreas problemáticas, duplicación de esfuerzos y/o recursos desperdiciados.

Los componentes esenciales abarcan una atención completa y transversal del paciente con IC y proporcionan una hoja de ruta o estructura para construir, fortalecer y especializar un programa de IC. Dentro de estos componentes esenciales se encuentran los criterios obligatorios que deben cumplirse para lograr la acreditación.

Estos criterios se basan en las recomendaciones de la clase I, el consenso de expertos y las mejores prácticas. A diferencia de muchos otros organismos acreditadores, el del ACC ofrece colaboración y educación en el principio básico de su proceso. En todos sus componentes, se dispone de orientación experta, referencias y prácticas compartidas. Ade

Phillip D Levy M.D., M.P.H., F.A.C.E.P., F.A.H.A., F.A.C.C., Chair, ACC Accreditation Management Board

más de estos recursos, se realiza al final del proceso de alistamiento una visita completa a la institución en persona. Durante la visita se evalúa y comparten observaciones destacadas y oportunidades de mejora futura, así como un resumen ejecutivo detallado después de la revisión. La utilización continua de los datos, la estandarización de la atención, el acceso a los recursos mencionados y la orientación clínica están disponibles durante el período de tres años de acreditación otorgado.

Según el Dr. Phillip Levy, Presidente de la Junta de Administración de Acreditación del ACC: «la acreditación en IC del ACC es una oportunidad única para que las instituciones logren una inmersión profunda, identifiquen sus carencias, y desarrollen medidas específicas para optimizar el cuidado del paciente con IC. Estamos orgullosos de poder ofrecer tal producto a las instituciones y saber que al hacerlo ayudamos a los pacientes con IC a obtener una mejor calidad de vida y a vivir más. Cuando se combina con otras acreditaciones del ACC, como la acreditación del dolor torácico (Chest Pain) o la acreditación del servicio de Hemodinamia y con las participaciones en bases de datos del ACC (ofrecidas a través del registro nacional de datos cardiovasculares «NCDR» – National Cardiovascular Data Registry), las instituciones de salud pueden realmente demostrar su compromiso con proporcionar el más alto nivel de calidad en la atención del paciente cardiovascular y reciben la distinción de excelencia: HeartCARE Center National Distinction of Excellence».

Comuníquese con accreditationinfo@acc.org para preguntas y detalles completos del programa, incluyendo criterios de elegibilidad.

Nuestra experiencia:

(Javier Sala M.D., Ph.D. & Felix Zelaya M.D., Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC)

La acreditación en IC del ACC, nos impulsó a desarrollar un Comité de Insuficiencia Cardíaca (CIC), el cual trabajó asiduamente durante un año en los requerimientos para lograr la acreditación. El CIC desarrolló una Guía de procedimientos institucionales (definiciones, procesos, protocolos, flujogramas, order sets, etc.) para el manejo de nuestros pacientes con ICA que fue inspirada en las líneas guías internacionales, pero adaptada a nuestra realidad. Estableció Key Performance Indicators (KPI’s – métricas) para evaluar el estado inicial de procesos y su mejora posterior. Entre los KPI’s encontramos: el uso apropiado de terapias vasodilatadoras y diuréticos (de estar indicado, el tiempo puerta diuréticos-vasodilatadores), la compliance del registro del peso diario, de la educación de todos los pacientes y su familia durante la hospitalización, de la entrega de instrucciones detalladas pre-alta con revisión de la medicación y de la consulta precoz post-alta dentro de los siete días posteriores. La acreditación nos alineó para lograr que en cada punto de decisión: seguridad en el cuidado de nuestros pacientes, eficacia y eficiencia operativa: nos capacitó en aplicar un enfoque holístico en la evaluación, el tratamiento y el manejo del paciente con IC, desde el primer contacto del paciente con un servicio de emergencias o la llegada a la urgencia, durante la hospitalización y en el proceso de alta segura del paciente. A su vez, nos impulsó a desarrollar actividades de capacitación tanto teórica como práctica, para médicos, personal de enfermería y administrativos tendiente a disminuir la variabilidad en la ejecución de los procesos y a alcanzar una mayor eficiencia en la precocidad del contacto con el paciente, en el diagnóstico y el tratamiento.

¿Qué nos aportó?:

(Javier Sala M.D., Ph.D. & Felix Zelaya M.D., Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC)

«La Acreditación ciertamente nos ha permitido Agregarle Valor a la atención de nuestros pacientes con IC», nos ayudó entre muchas cosas a:

  • Buscar identificar los factores desencadenantes.
  • Estandarizar el cuidado de nuestros pacientes en base a medicina basada en la evidencia.
  • Buscar la mejora continua de los procesos diagnósticos y terapéuticos, que nos permita llegar a un diagnóstico certero lo más rápido posible, y a un tratamiento precoz para lograr la mejoría sintomática temprana.
  • Lograr un seguimiento estrecho y personalizado del cuidado del paciente para buscar constantemente mejorar su evolución, prevenir en lo posible el empeoramiento de la IC, reduciendo el riesgo de re internación post alta y de la progresión de su disfunción ventricular y mejorar su calidad de vida.
  • Mejorar en el equipo de salud la evaluación de la capacidad funcional de los pacientes y su reinserción en los programas de rehabilitación cardiovascular.
  • Conocer de las características demográficas de la población que manejamos, como así también a conocer la evolución intrahospitalaria y sus eventos (días de internación, worsening clínico, worsening renal, mortalidad, re internación).
  • Enfocarnos en prevenir el daño de órganos blanco y en una mejoría de la educación del paciente y su entorno sobre los distintos aspectos que hacen a la problemática de la insuficiencia cardíaca.

“Lo más importante es que la acreditación nos permitió reafirmar nuestro compromiso de asistencia, docencia e investigación con nuestra comunidad, y de capacitación y trabajo en equipo con nuestros profesionales de la salud y por sobre todo con la calidad en la atención de nuestros pacientes y sus familias».

COMITE DE INSUFICIENCIA CARDIACA, INSTITUTO MODELO DE CARDIOLOGIA PRIVADO S.R.L.
Senior Leadership Representative José P. SALA, M.D., F.A.C.C.
HF Medical Director Prof. Javier SALA MERCADO, M.D., Ph.D.
HF Coordinator Félix ZELAYA, M.D.
HF Cardiology Physician Champion Eduardo CONCI, M.D.
HF ED Physician Champion Walter QUIROGA, M.D.
ED Management Gabriel TECCO, M.D.
Frontline clinical staff representatives Mara ISA, M.D. & Mauro QUIROGA, M.D.
Laboratory Management Luis LOPEZ, Bioq
Frontline nursing staff representative José Pablo COSTA, RN
EMS – EMERCO Carlos VEGLIA, M.D.
Quality/PI Management Gustavo MOTHE, M.B.A.

Valor agregado:

(Javier Sala M.D., Ph.D. & Felix Zelaya M.D., Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC)

La mejora en la atención de esta población compleja en sus distintas etapas: emergencia, guardia, unidad de terapia intensiva, internado permitirá sin dudas también una mejoría en la atención del resto de la población de pacientes internados en nuestra institución a través de internalizar y difundir conductas de:

  • Optimización en el diagnóstico en equipo.
  • Hábito para definir las bases fisiopatológicas para indicar un tratamiento racional y reducir los riesgos y sus costos.
  • Mejoría en la educación y el cuidado integral del paciente y su familia.
  • Optimización del proceso de alta y seguimiento.

Post acreditación: ¿Qué estamos haciendo?

(Javier Sala M.D., Ph.D. & Felix Zelaya M.D., Comité de Insuficiencia Cardiaca del IMC)

Seguimiento mensual de nuestras KPI’s para evaluar mejoras y desvíos. Semanalmente, los profesionales asisten a una capacitación continua, a través de clases teóricas, discusión de casos clínicos, revisión de literatura y discusión al lado de la cama del enfermo. Esta modalidad llevó a desarrollar un interés creciente en la patología, un mayor compromiso en el cumplimiento de los distintos roles, y mayor eficiencia en el diagnóstico y tratamiento evidenciado por el creciente número de pacientes diagnosticados. Como valor agregado, generó la detección de oportunidades de mejora para el cumplimiento de las metas buscadas, a través de la motivación continua de todos los que participan en los procesos

Por último, cabe destacar que para lograr una mejora continua en el cuidado de todo paciente es indispensable el trabajo en equipo de los profesionales de la salud a lo largo de todas las etapas: en los servicios de emergencia, en la sala de emergencia, en el hospital de día, en los consultorios clínicos, la terapia intensiva y el internado, sobre lo cual estamos trabajando utilizando como herramientas de mejora continua las descriptas en la metodología Lean – Six Sigma.

* 1Azad N., Lemay G. Management of chronic heart failure in the older population. J. Geriatr. Cardiol. 2014;11:329–337.
2Bui A. L., Horwich T. B., Fonarow G. C. Epidemiology and risk profile of heart failure. Nature Reviews Cardiology. 2011;8(1):30–41.
3Teixeira A. et al. Management of acute heart failure in elderly patients. Archives of Cardiovascular Diseases. 2016; 109:422-430.