Transcurrieron milenios, hasta que comenzó el período de liberación femenina, la mujer fue ganando espacio y reconocimiento, hoy se desempeña en todos los ámbitos del quehacer humano, sin perder sus funciones naturales, maternales y su femineidad. Estudia, trabaja, disfruta de su sexualidad, decide su destino.

La medicina en el siglo XXI ha realizado muchos avances en prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas que involucran a la mujer. Su salud depende también de sus condiciones de vida: alimentación y ejercicio, teniendo en cuenta que cumple múltiples roles: es profesional, madre, esposa, hija.

Dra. Graciela Sabbaga
Dra. Victoria Legaz
Lic. Lucía Rodriguez Bravo