• La enfermedad de Parkinson se descubrió en Inglaterra a fines del siglo XVIII el Dr James Parkinson.
  • La descripción la realizó en base a los signos de pacientes y personas que vio en la vía pública.
  • Es una enfermedad esporádica, pero hay casos escasos de enfermedad familiar
  • Habitualmente relacionada con el TEMBLOR, es necesario afirmar que no todo temblor es por EP.
  • El diagnóstico se establece por la existencia de los signos provocados por la enfermedad, y no hay estudio de laboratorio o de imágenes que confirme el diagnóstico. Los estudios realizados son para descartar otras causas que expliquen los signos del paciente.
  • La EP es una enfermedad degenerativa en la que las células del cerebro que producen dopamina van muriendo en un proceso gradual llamado apoptosis. Causada por una combinación de factores genéticos y ambientales aún no identificados. Una de las líneas de investigación es en relación a la acumulación de formas moleculares tóxicas del oxígeno (radicales libres) y otra a una proteína alfa-sinucleína anormal.
  • Esas células están en el tronco cerebral, en el Locus Niger.
  • Desde su lugar de producción en el locus niger, la dopamina el transportada por las neuronas a la base del cerebro, a la estructura llamada estriado. Cuando falta dopamina en el estriado, se manifiesta con síntomas de EP.
  • Siendo el diagnóstico de la EP clínico, se establecieron criterios diagnósticos:
    • temblor
    • rigidez
    • lentitud de movimientos
    • comienzo asimétrico
  • El temblor es un movimiento rítmico y regular que tiene características (de reposo, o posiciones tras latencia) que permiten diferenciarlo de otros tipos de temblor, y es el primer signo en 7 de cada 10 pacientes.
  • El paciente siente falta de fuerzas, pero lo que ven los familiares es que está lento para moverse
  • Desde el principio hay inestabilidad postural.
  • Hay temblores que son de otro origen (temblor esencial, por ansiedad, por hipertiroidismo, por drogas) que deben diferenciarse del temblor parkinsoniano.
  • Hay enfermedades parecidas al Parkinson, pero que se pueden diferenciar por signos asociados y la falta de respuesta a tratamientos útiles en enfermedad d Parkinson
  • Los tratamientos disponibles son para mejoría de los síntomas
  • Hay un medicamento que puede enlentecer el progreso de la enfermedad
  • Un pequeño grupo de pacientes que ya no mejoran con medicación pueden beneficiarse de neurocirugía, con colocación de estimuladores similares a un marcapaso
  • Hay investigaciones en curso para descubrir nuevas formas de administración, nuevas drogas para mejoría sintomática, y para interferir en el proceso fisiopatológico que causa las lesiones.
Instituto Modelo de Cardiología
Servicio de Neurología
Dr. José Carlos Losano