¿Qué es la hipertensión? ¿Por qué se produce?

La presión del liquido dentro de las arterias (sangre) se genera por la fuerza de la bomba (corazón), por la rigidez y luz de las arterias. Lógicamente si la fuerza del corazón se eleva (se abre más la canilla) o la luz del tubo se reduce (se aprieta la manguera) el liquido tendrá mayor presión. La presión arterial es la presión de la sangre dentro de las arterias. A mayor presión arterial mayor estiramiento de la pared arterial. Pero nuestra bomba no es continua, como una canilla, sino que nuestro corazón late alrededor de 70 veces por minuto y empuja (bombea) la sangre 70 veces por minuto, o sea el estiramiento de las arterias no es continuo sino por ondas, alrededor de 70 veces en un minuto, o sea unas 100.000 veces por día. Hay una serie de causas por las cuales la presión arterial se eleva (Hipertensión Arterial), y el estiramiento de la pared arterial al ser mayor, va lesionando a las paredes de las arterias que se enferman. El organismo tiene una serie de mecanismos automáticos para cuidar que la presión arterial esté estable, y entonces no genere lesiones en la pared de las arterias, sobre todo las arterias del riñón, cerebro, corazón, etc. En general esos mecanismos cuidan que la luz de las arterias se mantenga constante, ya que si se cierra aunque sea en forma mínima, la presión sube. La mayor parte de los pacientes hipertensos (los que tienen la presión alta) tienen alterados estos mecanismos, la luz algo se cierra y la presión sube. En adultos, la presión arterial debe ser inferior a 140/90 mmHg (menos de 14 y de 9, como se dice comúnmente). Si en forma sostenida la persona tiene valores mayores hablamos de Hipertensión Arterial.

Valores normales

Los valores normales de presión arterial en adultos están debajo de 140 y 90 mmHg (o 14 y 9 de la jerga habitual en nuestro medio); el tener una vez valores más altos no quiere decir ser hipertenso, pero conviene repetir la medición y consultar. En niños los valores deben ser más bajos. Alrededor de un 30% de la población adulta es hipertensa.

Una sola medición de la presión arterial elevada en forma aislada no confirma el diagnóstico de hipertensión arterial.

¿Por qué la sal pude producir hipertensión?

La obesidad y las dietas con mucha sal favorecen la aparición de Hipertensión en personas predispuestas genéticamente, que no pueden eliminar correctamente el exceso de sal, lo que retiene agua, el volumen circulante es mayor, y la presión sube. O sea que estar delgado, comer con poca sal, además efectuar ejercicios fisicos, son medidas que pueden retrasar la aparición de Hipertensión; esto es enormemente importante para implementar en todos los niños, pero sobre todo en hijos de hipertensos. Un estilo de vida saludable, sin fumar, no sólo es útil para la presión sino para la salud en general.

¿Se puede heredar?

En la mayoría de los hipertensos las alteraciones de los mecanismos que mantienen casi constante la presión arterial y en valores que no generen daños, se heredan, y todavía no hay estudios que permitan identificarlas temprano durante la vida, pero si los padres son hipertensos, muy probablemente los hijos tengan esa predisposición. A la herencia se le deben sumar factores desencadenantes, como obesidad, sedentarismo, dieta rica en sal, estrés, etc. A esa forma se le llama Hipertensión Arterial Esencial. Como todavía no contamos con tratamientos genéticos, no podemos curarla, podemos diagnosticarla precozmente si la buscamos en aquellas personas con genética sospechosa, y controlarla para que no lesione las paredes de las arterias.

¿Hay climas o épocas del año que pueden provocar aumentos de tensión?

El frío causa una constricción de las arterias y la presión sube algo, lo inverso sucede con el calor; además el calor aumenta la transpiración y con ello hay menor cantidad de líquido en el organismo y también dentro de las arterias, y ello también contribuye al descenso de la presión en verano.

¿El estrés o un momento de nerviosismo puede provocar hipertensión?

Hay situaciones comunes como nerviosismo, ejercicios, etc., en que la presión debe subir, estamos preparados para ello y no es anormal. Pero a veces sí lo es por la magnitud, y sobre todo la persistencia del ascenso. Los ascensos transitorios y pasajeros no siempre son hipertensión arterial. No todas las personas suben la presión a niveles anormales cuando están nerviosas, y no siempre es patológico, pero a veces es la punta del ovillo para hacer diagnóstico de Hipertensión. Esta llamada comúnmente Hipertensión Nerviosa, obliga a la valoración por un médico, quien deberá dilucidar si es una respuesta normal o excesiva y entonces se debe tratar como enfermedad.

¿Existe la presion arterial nerviosa?

Los nervios pueden elevar la presión arterial momentáneamente, pero no causan hipertensión.

Una persona que en su juventud tiene tensión baja ¿puede tener hipertensión en la adultez?

En aquellos con carga genética positiva (herencia), la presión que tomamos en el brazo subirá a valores patológicos en algún momento de la vida, dependiendo entre otras cosas del estilo de vida, que si es muy saludable, retrasará el proceso, o también de factores hormonales, por eso es frecuente que mujeres que han sido hipotensas toda la vida fértil, al llegar a la menopausia sean hipertensas; es recién en ese momento que se evidencia la carga genética.

¿Hay enfermedades que pueden agravarla o provocarla?

En la minoría de los hipertensos (10%) se pueden encontrar las causas o razones de su enfermedad, o sea las causas del aumento de la presión, que pueden ser anormalidades hereditarias o adquiridas durante la vida, en su riñón, su corazón, sus glándulas, etc. A esa forma se le llama Hipertensión Arterial Secundaria, o sea es secundaria a una anormalidad que se puede descubrir y tratar, y a veces hasta curar.

OTROS MITOS EN HIPERTENSIÓN ARTERIAL

¿El dolor de cabeza, dolor de nuca, pueden ser síntomas de hipertensión arterial?

En la mayoría de los casos es asintomática; el dolor puede ser ocasionado por múltiples causas. Cualquier dolor genera irritabilidad y malestar, muchas veces ese es el motivo por el cual la presión arterial se eleva. Por lo tanto, el aumento de la presión arterial muchas veces es la consecuencia del dolor y no la causa del mismo.

¿Tuvo complicaciones por presión durante el embarazo?

Las mujeres que presentaron complicaciones de hipertensión arterial durante su embarazo tienen mayor predisposición de desarrollar hipertensión arterial al igual que su descendencia. (por tal motivo no deje de visitar a su médico para prevención y tratamiento adecuado).

¿Cuál es el motivo más frecuente por el que no toma las pastillas para bajar la presión?.

La mala adherencia al tratamiento farmacológico para controlar la presión arterial es uno de los principales motivos de los malos resultados y complicaciones cardiovasculares originadas por la hipertensión arterial mal controlada. No dude en controlarse y consultar a su médico. No abandone su medicación, no olvide de tomarla en forma adecuada.

¿Si soy hipertenso, nunca más puedo tomar café?

No está comprobado que el consumo de café produzca hipertensión arterial, aunque sí sube la presión momentáneamente.

Existen algunas medidas que contribuyen a nuestro bienestar general y al control de nuestra tensión arterial:

  • Deje de fumar. Reducirá sus factores de riesgo, y la probabilidad de complicaciones aún cuando persista su hipertensión.
  • Controle su peso. El sobrepeso le añade una carga extra a su corazón.
  • Reduzca el consumo de sal y coma alimentos saludables que no aumenten su nivel de colesterol en sangre.
  • Evite el consumo excesivo de alcohol. El alcohol aumenta la presión en sus arterias.
  • Haga ejercicio físico regular. Elija un programa sencillo, que pueda mantener y hágalo regularmente, aunque sólo sea caminar 30 minutos al día todos los días o una hora por día durante al menos 3 días a la semana.
  • Reduzca su estrés. Si se relaja, mejorará su presión arterial.
  • Tome sus medicamentos, exactamente como su mé- dico le indicó. No deje de tomarlos, aún cuando se sienta bien. Si tiene alguna duda o problema consulte con su médico.

Prof. Dr Mario Bendersky
Dr. Marcos Baroni