Nutrición

Acerca del Servicio

Objetivos

Contribuir, con el equipo de salud, a mejorar el estado nutricional de los pacientes ambulatorios, internados, adultos o niños.

Proporcionar educación nutricional al paciente y/o familiares.

Fomentar una alimentación saludable, tanto a adultos como niños.

Concientizar a las personas que pequeños cambios en los hábitos alimentarios mejoran notablemente la calidad de vida en poco tiempo.

Trabajar, de manera interdisciplinaria, en el tratamiento de distintas patologías como diabetes, hipertensión, obesidad, dislipemia, síndrome metabólico, desnutrición y enfermedades digestivas.

Metodología de trabajo

El servicio de nutrición está organizado en dos áreas: consultorio externo e internación; esto último destinado a pacientes que, por diferentes patologías, son internados y necesitan planes alimentarios al momento del alta. Luego, continúan su seguimiento nutricional por consultorio externo.

Entre las diferentes actividades que se realizan se pueden mencionar las siguientes:

Charlas informativas en consultorios. Educación nutricional.

Realización de planes alimentarios personalizados como tratamiento de diferentes patologías.

Vigilancia nutricional en el paciente internado, realizando control de ingesta, valoración de tolerancia alimentaria y del estado nutricional.

En consultorio externo, anamnesis alimentaria, valoración nutricional y seguimiento con controles periódicos.

Charlas y talleres sobre nutrición y alimentación dirigidos a personas sanas y enfermas.

La nutrición y alimentación: mensajes importantes

Los alimentos proporcionan la energía y los nutrientes que necesitamos para lograr un estado de salud óptimo. Entre los nutrientes se incluyen las proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua. Aprender a comer, de manera nutritiva, no es difícil. Según las guías alimentarias para la población argentina, para vivir con salud es bueno:

Comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida.

Consumir todos los días leche, yogures o quesos. Es necesario en todas las edades.

Comer diariamente frutas y verduras de todo tipo y color.

Comer una amplia variedad de carnes rojas y blancas, retirando la grasa visible.

Preparar las comidas con aceite preferentemente crudo y evitar la grasa para cocinar.

Disminuir los consumos de azúcar y sal.

Consumir variedad de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres.

Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y evitarlo en niños, adolescentes, embarazadas y madres lactantes.

Tomar abundante cantidad de agua potable durante todo el día.

Aprovechar el momento de las comidas para el encuentro y diálogo con otros.

Niños

Para que los niños y niñas crezcan y se desarrollen con salud, guías alimentarias para la población infantil argentina.

Que los niños y niñas crezcan sanos, aprendan y se desarrollen, depende en gran medida de la alimentación que reciban en sus primeros años. Por eso es muy importante aprovechar y seguir las siguientes sugerencias:

Alimentar a los bebés solo con leche materna durante los primeros seis meses y continuar amamantándolos hasta los 2 años o más. ¡Este es el mejor comienzo para la vida!

A partir de los seis meses, es necesario complementar la leche materna agregándole, de a poco, otros alimentos diferentes, de todos los grupos.

Es importante tomarse el tiempo suficiente para darles de comer bien, con tranquilidad, ayudándoles a que conozcan y prueben otros alimentos, y se acostumbren a ellos.

A partir del año de vida, los niños pueden compartir la mesa familiar y comer los mismos alimentos que consume el resto de la familia.

Para evitar las enfermedades, es importante cuidar la higiene de todos los días y, muy especialmente, en la alimentación infantil.

La formación de hábitos alimentarios saludables se guía desde los primeros años de la vida.

Cuando los niños se enferman, hay que darles de comer pequeñas comidas sencillas, livianas y más seguidas. ¡No hay que reducir ni suspender la lactancia ni la comida de un niño enfermo!

Es muy importante hacer controlar el crecimiento y desarrollo de los niños cada cierto tiempo -todos los meses hasta que cumplen seis meses, y luego, cada dos meses hasta que cumplen 2 años-. Esto permite saber si están bien alimentados.

Acaricie a sus niños con ternura y demuéstreles siempre su amor para que aprendan a vivir en armonía, paz y tranquilidad.

Las pautas anteriormente vertidas en este informe son aplicables a la población general; de todos modos, recomendamos, para cada caso en particular, consultar a su médico / nutricionista, a fin de obtener indicaciones más precisas.

 Datos de Contacto

Telefono: 0351 -  4858585

eMail: turnos@imcnet.com.ar

eMail para Consultas de Pacientes en tratamiento: nutricion@imcnet.com.ar

WhatsApp: 351-6607701

 Horarios de Atención

Secretaría: Lunes a Viernes de 8:00 a 20:00 Hs.

Guardia las 24 horas los 365 días del año

Profesionales

Responsable del Servicio

Lic. Rodríguez Bravo Lucia

Staff

Lic. Martini de Pacheco Elena

Lic. Agüero Gabriela

Lic. Grivarello Carina

Lic. Maria Julia Orcetti