[vc_row][vc_column][vc_column_text]Cada 23 de mayo se recuerda el Día Mundial del Melanoma con el objetivo de concientizar a toda la población, sobre los cuidados de la piel.

El diagnóstico temprano, con especial atención en los lunares y la visita periódica al dermatólogo, son herramientas importantes de prevención.

Por eso, le contamos un poco más sobre ésta patología para que pueda aprender a detectar signos de alarma y estar informado sobre los cuidados necesarios. 

¿Cómo se ve un melanoma?

El melanoma puede aparecer sobre la piel normal o puede iniciarse sobre un lunar previo (de nacimiento o no) y generar cambios en sus características. Puede ser de un solo color (marrón, negro, rojizo) o tener varios colores simultáneamente. Como signos de sospecha, utilizamos la regla del ABCDE (asimetría, bordes irregulares, varios colores, diámetro mayor a 6 mm, y evolución o cambio a lo largo del tiempo).

Signo del patito feo: cuando un lunar es muy diferente al resto de los lunares de esa misma persona.

¿Quiénes desarrollan un melanoma?

Hombres o mujeres de cualquier edad, aunque es más frecuente luego de los 50 años, pero actualmente afecta a personas cada vez más jóvenes (20-40 años).

Factores de riesgo:

¿Qué pronóstico tiene el melanoma y cómo se trata?

El melanoma es un tumor curable cuando se diagnostica en su estadio inicial; sin embargo, si no es detectado y tratado precozmente puede producir metástasis y ser potencialmente fatal, como muchos otros cánceres.

El tratamiento de elección es la cirugía. En ciertos casos, es necesario estudiar los ganglios de la zona e incluso su extirpación. En los estadios avanzados existen nuevos tratamientos con drogas que han mostrado prolongar notablemente la sobrevida de los pacientes.

¿Quiénes deberían controlar su piel con el dermatólogo y cada cuánto?

Todas las personas deben realizar un control completo de su piel con su dermatólogo 1 vez al año, ya que la mayoría de los melanomas se descubren en exámenes rutinarios realizados en ésta consulta.

Las personas con gran cantidad de lunares, con lunares atípicos o con antecedentes personales o familiares de cáncer de piel deben ser más estrictas en sus controles y probablemente requieran seguimientos más frecuentes.

La dermatoscopía, es una técnica no invasiva con la que contamos todos los dermatólogos, para el seguimiento de los lunares y el diagnóstico precoz del melanoma.

Medidas de prevención

Concientizar a todos acerca de la importancia que tiene la salud de la piel y el chequeo de lunares; así también como educar en la adquisición de hábitos saludables a la hora de exponerse al sol, es nuestro mayor objetivo. Por eso,sugerimos a toda la comunidad,a concurrir a la consulta con su dermatólogo, en cualquier época del año.[/vc_column_text][vc_column_text]Dra. Erika Senoff
Médica Cirujana
Dermatóloga
Diplomada en Dermatología Oncológica
M.P. 32593 – M.E. 15906[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]